Jump to Navigation

Manejo integrado de bachacos en el estado de Anzoátegui, Venezuela

La alta población de bachacos (hormigas grandes cortadoras de hojas) que se forma en los cultivos de interés agrícola en el estado Anzoátegui en forma de nidos, se ha convertido en una peligrosa plaga que amenaza la economía de los productores. Los suelos arenosos de esa región, donde se desarrollan grandes extensiones de cultivos de hojas anchas, angostas y gramíneas, son propicios para que estos temibles habitantes subterráneos, parientes de las avispas y abejas, construyan sus viviendas e impidan el crecimiento de la agricultura.

Maria Bertorelli, investigadora del INIA, en el estado Anzoátegui, ha realizado un interesante estudio sobre está plaga que ha calificado como la principal en ese estado. Dijo que los bachacos o hormigas cortadoras se alimentan del hongo simbionte Rozites gongylophora, el cual es cultivado en el interior de sus nidos donde las obreras realizan el trabajo de transportar material vegetal fresco que luego es macerado y utilizado en su alimentación.



Explicó, que los bachacos están divididos en castas que se componen de la reina o hembra fértil, los machos, los soldados que son hembras infértiles con cabeza y mandíbulas fuertes y las obreras o hembras también infértiles de diferentes tamaños. Los géneros de mayor importancia económica fueron definidos por Bertorelli como los Atta, que forman nidos de gran volumen en los cultivos, donde habitan obreras grandes y de color marrón oscuro y los del género Acromyrmex, que construyen nidos que son ocupados por obreras pequeñas de color marrón claro.



Ante esta temible plaga que esta ocasionado malestar y perdidas económicas entre la gran masa de productores del estado Anzoátegui, el Instituto Nacional de Investigaciones Agrícolas, INIA, a través de la investigadora María Bertorelli esta instruyendo a los agricultores para que realicen los controles necesarios en sus siembras y puedan hacer desaparecer definitivamente a esos peligrosos huéspedes y sus nidos.



Dijo que la manejo integrado de bachacos incluye el control cultural que consiste en el rastreo de los alrededores del nido; el control etológico con el uso de feromonas que regulan las interacciones sociales entre miembros de la misma colonia y colonias diferentes de bachacos; el control físico y mecánico, que consiste en la quema controlada del área a sembrar para así poder localizar los nidos e impedir su desarrollo por la acción de las altas temperaturas y la ausencia de alimentos; el control biológico, usando cepas del hongo Bauveria bassiana y el químico con el uso de insecticidas en polvo y uso de cebos envenenados, este último método es menos contaminante y su ventaja radica en que el producto es transportado por el bachaco al interior de su nido o vivienda.



Por la Lic. Estela Velásquez Angarita



Fuente: INIA Venezuela, 6 de Abril de 2004.



Main menu 2

Articulo | by Dr. Radut